Bodenbelag aus PVC

Los suelos laminados de alta presión (High Pressure Laminate) son los clásicos suelos laminados. En los suelos laminados con base de melamina, la superficie está formada por varias capas finas de papel que están impregnadas en resina de melamina termo endurecible.

Todas las capas se someten a alta presión y calor, convirtiéndose en un material compuesto que ya no se puede ablandar. Los suelos de HPL tienen una fabricación relativamente compleja y por este motivo ofrecen una mayor resistencia a los impactos y la presión, así como una mayor resistencia en los bordes, en comparación con el resto de suelos laminados.

Un pavimento elevado con este revestimiento es la alternativa económica a las placas de pavimento elevado con parqué; sin embargo, también ofrece un gran número de ventajas.

  • Higiénico gracias a su textura cerrada, no porosa
  • Resistente a la suciedad y fácil de limpiar
  • Limpieza con detergentes convencionales
  • Estas placas no contienen compuestos orgánicos halogenados (cloro, flúor, bromo, etc.) No contienen amianto ni sustancias protectoras de la madera (fungicidas, pesticidas, etc.), y también están libres de azufre, mercurio y cadmio, así como otros metales pesados
  • Extremadamente resistente al desgaste
  • Extraordinariamente resistente a los impactos y arañazos
  • Antiestático
  • Resistente a la luz
  • Inocuo
  • Inodoro
  • Extremadamente resistente a las condiciones meteorológicas
  • Resistente a los productos químicos, agua y alimentos orgánicos
  • Resistente al fuego